Algo de la clínica

Algo de la clínica

Algo de la clínica

Supongamos que estás hablando con un loco
y que te está afirmando que él no está enfermo,
y que además es el director del Hospital
y que tú no eres nada.
Entonces, vas y le dices:
“Vamos a tomar la medicación que estás mal”.

Uno, podría pensar: “ahora me va a decir que no”.
Pero inmediatamente dice todo lo contrario:
“Sí, que estoy muy nervioso, vamos a tomarla”.

¿Cómo se entiende esta respuesta
si hace un momento
te acaba de decir que él no está enfermo?

Así ocurre, y así pasa.
Por eso, cuando se trata con la locura,
conviene “enloquecer” un poco también,
proponer cosas fuera de razón
y volverse un punto ilógico.

Es la única forma de igualarte
y que te atiendan.

Sin embargo,
la primera tentación ante la locura
es interpretarla y hacer ver que es inconsecuente…
pero este no es el camino y además no sirve para nada.

La dificultad es que muchas veces
no sabes cómo es la intimidad singular de cada uno
y tienes que ir a ciegas, aunque…
mejor esto que con un vademécum en la mano.

Leave a Comment

Name*

Email* (never published)

Website

Si quieres hacer cualquier consulta llama y pregúntanos todo lo que quieras.

Estamos a tu disposición.