La psicoterapia

La psicoterapia

La psicoterapia

Cabe entender el encuentro del terapeuta con quien le consulta
como una confrontación en torno al gusto de convencer.

De un lado, se perfila el enfermo, artífice o víctima – según lo valoremos –
de una convicción sin fisuras… (a  mí lo que me pasa es que ……)
y  del otro, vela sus armas el terapeuta
sumido en un mar de dudas pero convencido de su tarea.

La única diferencia  no  se  observa tanto
en el contenido de la convicción y en su grado,
como  en que al enfermo le importa un bledo
lo que piensen los demás sobre su “mal”.

Mientras…   el terapeuta,  siempre cae en la tentación
de dar buenas razones y argumentar a troche y moche.
Algunos piensan que esta es su obligación (hasta cierto punto),
pero,  sobre todo y  sin duda alguna… es su debilidad.

Hay que tener muchísimo tacto en cualquier psicoterapia,
porque  persuadir sólo conduce a la sumisión y al servilismo,
a la sustitución de la verdad   por la obediencia.

Yo creo que hay que dejar ser,
porque, al fin y al cabo,  uno es…  lo que ha ido siendo.

Leave a Comment

Name*

Email* (never published)

Website

Si quieres hacer cualquier consulta llama y pregúntanos todo lo que quieras.

Estamos a tu disposición.