La autoestima

¿QUÉ ES LA AUTOESTIMA?

En psicología la “autoestima” se define como la forma en que nos valoramos.

Ponerse en valor a uno mismo, es un ejercicio que exige contemplar el pasado con sus éxitos y dificultades, y ser lo más objetivo posible con el fin de no sobrevalorarse ni tampoco lo contrario.

La baja autoestima es un rasgo característico de varios desajustes psicológicos y personales y algunos de sus síntomas son los siguientes:

  • Una clara falta de auto-aceptación.
  • Unos niveles de exigencia demasiado altos.
  • Poco reconocimiento personal y poco valor por los logros conseguidos.
  • Miedo al fracaso.
  • Desconfianza de uno mismo y del resto, con la sensación de que se quieren aprovechar.
  • Suelen aparecer comparaciones verticales en las que el individuo queda siempre en un puesto de inferioridad.
  • Necesidad de aprobación ajena.
  • Dificultad para realizar o aceptar criticas.
  • Obsesiones negativas sobre uno mismo.

Algunas personas tienen un amor propio muy alto y otros una autoestima bastante baja.

El objetivo, como en tantas otras cosas, es contar con una autoestima adecuada, que no sea demasiado alta ni demasiado baja.

Quienes presentan una autoestima excesiva, pueden enfrentarse a riesgos que luego no son asumibles, o a empresas inalcanzables. Son personas que no prevén las consecuencias de sus acciones porque para ellos nada es imposible.

Por otro lado, aquellas personas con baja autoestima, pueden presentar un comportamiento retraído que les impide llevar una vida social activa.

¿CÓMO LO TRATAMOS EN NUESTRO CENTRO?

En la terapia psicológica dirigida a modificar la autoestima utilizamos diferentes técnicas dependiendo de las causas que están provocando este tipo de problemática. Algunos de los objetivos que trabajamos son los siguientes:

  • Tomar consciencia de tus emociones, aceptarlas y emplearlas.
  • Tomar consciencia de las ideologías o creencias implantadas y cambiar aquellas que nos perjudiquen.
  • Deshacerse de un auto concepto o autoimagen negativa.
  • Obtener confianza en uno mismo y en sus capacidades.
  • Tomar iniciativa en diversas actividades y emprender proyectos.
  • Deshacerse de las comparaciones verticales.
  • Aumentar la seguridad en uno mismo.
  • Superar los miedos y temores.
  • Eliminar las obsesiones negativas y limitantes.

En Symploké Psicólogos queremos ayudarte

Si tus necesidades no se ajustan con lo que describimos en la página, háznoslo saber. Procuraremos poner en marcha todos nuestros recursos disponibles para ofrecerte una solución. Ten en cuenta que cada situación personal es único e individual, así como el proceso que este debería seguir: siempre ajustado a tus necesidades.