La depresión

¿QUÉ ES LA DEPRESIÓN?

La depresión, técnicamente, es un trastorno del estado del ánimo. Lo diferenciamos de la tristeza en que esta última es una respuesta ajustada, mientras que la depresión, al extenderse en el tiempo o en la intensidad emocional, deja de serlo.

La depresión puede ocurrir en cualquier etapa de la vida y puede ser generada por un factor contextual o no tener una causa aparente.

El síntoma fundamental de la depresión es la tristeza. Sin tristeza, no hay depresión.

Pero asociados a la tristeza, en la depresión aparecen generalmente otros síntomas: ansiedad, más o menos intensa, sentimientos de culpa, alteraciones del sueño, de la alimentación y sobre todo, esa melancolía y falta de ánimo para hacer cualquier cosa.

El pronóstico de recuperación en la depresión, especialmente cuando se trata a tiempo, es muy alto, y más del 80% de las personas consiguen una rápida mejoría que logra mantenerse a través del tiempo.

SÍNTOMAS

Algunos de los síntomas más habituales en las depresiones son los siguientes:

  • Emocionales: tristeza, ansiedad, pesimismo, catastrofismo, sentimiento de culpa e inferioridad, impotencia y frustración.
  • Somáticos: cansancio, fatiga, ausencia de energía, alteraciones en el sueño, alteraciones en la alimentación, pérdida del apetito sexual.
  • Comportamentales: irritabilidad, inquietud y ansiedad, problemas de memoria, atención y concentración, ideas suicidas, aislamiento social.

CONSECUENCIAS

Las consecuencias de la depresión son múltiples ya que al afectar el estado de animo se ve comprometida en todas las áreas de la persona: laboral, familiar, de pareja, social, etc. Son corrientes las situaciones de absentismo laboral justificado, perdida del afecto y del deseo sexual, ausencia de ganas para realizar cualquier actividad, deterioro de las relaciones sociales, y sobre todo, un estado de tristeza tan intenso que anula el resto de los afectos de la persona.

Una rápida y correcta intervención en estos casos es necesaria, ya que previene una serie de problemas emocionales, sociales y físicos que, por lo general, tienden a empeorar, siendo más fácil solucionarlos en los primeros estadios del trastorno.

¿CÓMO LO TRATAMOS EN NUESTRO CENTRO?

Cada depresión es única y está envuelta de factores personales, de forma que en cada caso la intervención se ajustara a cada contexto y paciente. En líneas generales, podemos decir que nuestros tratamientos para la depresión están enfocados en:

  • Identificar las posibles causas y origen/es de la depresión.
  • Modificar los pensamientos y comportamientos que alimentan las conductas y actitudes depresivas.
  • Entrenar un pensamiento racional y lógico.
  • Control de las emociones negativas y pesimistas.
  • Resolución de conflictos personales, emocionales y sociales.
  • Superar la depresión y aprender los mecanismos para prevenir estados depresivos en un futuro.

En Symploké Psicólogos queremos ayudarte

Si tus necesidades no se ajustan con lo que describimos en la página, háznoslo saber. Procuraremos poner en marcha todos nuestros recursos disponibles para ofrecerte una solución. Ten en cuenta que cada situación personal es único e individual, así como el proceso que este debería seguir: siempre ajustado a tus necesidades.